¿CÓMO PUEDES AYUNAR?


 
Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.
—Mateo 6:17-18
Si tu primer pensamiento al arrodillarte para orar es que antes de empezar necesitas ir a buscar algo de comer, chequear el correo electrónico, o buscar algo en la internet, es posible que te impacte el mero hecho de que deberías ayunar unos días o unas semanas. Reemplaza con oración el tiempo que habrías invertido en esa actividad. Luego ve lo que ocurre. Creo que al hacer esto, tu fe se renovará. Encontrarás que tu primer amor por Dios es rejuvenecido, y darás un paso más hacia la vida que Dios ha estado tratando de darte desde que le diste tu corazón por primera vez. Comenzará a acrecentarse lo que puedes confiar en Dios y lo que puedes lograr en Él.
Padre, yo decreto y declaro que voy a buscarte a ti y solo a ti. No cederé a las distracciones que me rodean. Muéstrame lo que haya estado poniendo por encima de ti; voy a renunciar a eso. Muéstrame aquello de lo cual he llegado a depender más que de ti; lo rindo a ti. Tú te mereces toda mi atención. En el nombre de Jesús, amén.
 
Tomado de Vida cristiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s