¿QUÉ ES EL PECADO, EN REALIDAD?


Despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe.
—Hebreos 12:1-2
El pecado no consiste solo en un gran fracaso moral; consiste más bien en el fracaso general en cumplir nuestra misión y la tarea asignada por Dios. Mira lo que dice el escritor de Hebreos acerca de la tentación y de la carrera que Dios nos ha llamado a correr. Él pone a Jesús como nuestro ejemplo. Jesús fue sin pecado porque sabía que aun un pequeño pecado lo habría derrotado en la carrera que su Padre puso delante de Él. Y como Jesús vivió sin pecado, tenemos acceso al perdón de nuestros pecados y por lo tanto a la capacidad para correr la carrera que Dios ha puesto delante de nosotros sin las cargas de sus enredos.
Padre, hoy confieso y recibo el perdón de mis pecados y camino con confianza, sabiendo que estoy a cuenta contigo. He sido redimido de la maldición del pecado y de la muerte por la sangre de Jesús, y vivo libre de condenación. Declaro que soy una nueva criatura. Las cosas viejas de mi vida han pasado y todas son hechas nuevas. Ayúdame a lograr todo lo que tú tienes para que yo haga mientras espero con entusiasmo tu regreso. En el nombre de Jesús, amén.

 

Tomado de Casa Bendición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s