Un Reino futuro y eterno que debemos construir…


En los Dias de estos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que jamas sera destruido ni entregado a otro pueblo, sino que permanecerá para siempre y hará pedazos a todos estos reinos” Daniel 3:44.

Cuando las personas pasan de los 45 años, comienzan a reflexionar sobre el tiempo de vida que les queda y muy especialmente evalúan la calidad del legado que ha dejado para su familia y su nación, tristemente la mayoría no actúa para corregir lo que no es de su agrado y caen en depresión  y desesperanza. Por otro lado, muchos comienzan a vivir y actuar conforme a sus experiencias e inician una nueva etapa de satisfacciones que logran impactar vidas y modelan las virtudes de la siguiente generación, ayudando a sus hijos a ser mejores padres y ellos mismos a esforzarse para ser buenos abuelos. Siempre que su carácter haya sido modelado por el Creador. Definitivamente estos virajes de actitud generan cambios de progreso integrales a la humanidad, siempre que veamos su mejor lado y no el lado maligno de muchos.

Dios promete en su santa palabra que su hijo Jesucristo, es el Rey de gloria y Señor de Señores, dice también que gobernará físicamente en la tierra por mil años antes de que inicie la eternidad después de ese tiempo establecido, también narra que todo el sistema de cosas del mundo sera destruido, no obstante este reino principalmente esta sustentado en las virtudes, valores  de sus ciudadanos y hecho de un gentilicio único y especial de ese reino. ¿como sabemos si pertenecemos a esa ciudadanía¿ se trata primeramente de creer que Jesucristo es el hijo de Dios resucitado y que vive eternamente y aceptar su señorío en nuestras vidas a través de la guía  del   Espíritu Santo, solo así podemos iniciar un genuino cambio en nuestro carácter, forma de pensar, en las actitudes y en el interés de ser como Jesus fue, El es el ejemplo a seguir. Solo así seremos genuinamente felices, muy a pesar de las adversidades naturales de la vida que vivimos, las cuales se tienen que experimentar y vencer para empezar a construir el Reino de los cielos en la tierra, pero debe establecerse primeramente en nuestro corazón y mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s